Como una tarde de domingo enferma

Sobrevivo  a través de un espejo herido por fantasmas, que carcomen las horas que cruzan todas idénticas.  Me paso la noche ocupando una piel ajena, sensitiva, y se alimenta de una ignorancia que es desconocida porque la distingo apenas.
No le encuentro sentido a la existencia y ese malestar ( rugiendo desde adentro) se transforma en una pesadilla en tiempo real que deambula al acecho de mi sombra.
Es la intuición, leve como un pétalo, la que permanece como un mal presagio o una tarde de domingo enferma. Cuando mis intentos frustrados de hallarte con el tacto desaparecen, los mecanismos siniestros de mi mente se activan, entonces, te atraigo como un imán doloroso hacia éste infierno de palabra huecas donde duerme el deseo. Mi deseo de tenerte aferrado a las espinas que hieren hacia adentro. Pero el día pasa y no existes. Solo vives en mis ojos que retiene el tiempo, vives porque te he aferrado al columpio antiguo que reclama al viento, vives en lo más absurdo de mi ser que me ha colapsado el aura.

Comentarios

  1. Impresionante tu nueva creación.

    Rescato principalmente la primera oración (Sobrevivo a través de un espejo herido por fantasmas, que carcomen las horas que cruzan todas idénticas) y la última (Solo vives en mis ojos que retiene el tiempo, vives porque te he aferrado al columpio antiguo que reclama al viento, vives en lo más absurdo de mi ser que me ha colapsado el aura), por ser extremadamente bellas.

    ResponderEliminar
  2. EL ESCRITO DESNUDA LA SOLEDAD DEL DESAMOR, MUESTRA LA OSCURIDAD DEL ALMA DESOLADA...
    ME GUSTAN TUS ESCRITOS DESPIERTAN EMOCIONES, SALUDOS NIÑA

    ResponderEliminar
  3. Sobrevivo en medio de la confusión y la pesadilla.Sobrevivo,porque no quiero vivir.
    Sobrevivo,porque el mundo no saber girar y yo no paro de dar vueltas.Sobrevivo,porque soy el centro del círculo.

    Si la muerte alguna vez fue mi compañera,no supo secar mis lágrimas frívolas y vácuas,la muerte solo quería que la dijese que ella había vencido,que el mundo estaba a sus pies,que yo nunca nací,que solo soy oscuridad.

    Sobrevivo,en esta tarde de domingo agónica y decadente,porque te siento lejos,y en la lejanía te deslizas ,herido de muerte,hacia el abismo de la indolencia y el desprecio.
    Si caes,moriré por rescatarte.

    ResponderEliminar
  4. Oh¡¡¡ me parecio tan majestuoso, un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Fumar los espejos, arrugar a narciso con una sonrisa lánguida... aplacar a la razón con todo el humo que ha excretado los deseos... espiaré las ventana semiabiertas y me escurriré en sus habitaciones cuando las niñas duerman... un cuchillo oxidado está clavado en un rincón del recuerdo, cerca del sótano, cruzando la sala, donde la televisión sigue encendida, atrapando con su luz moscas que esperan los vestigios del dulce hogar... ¡Un Tabaco encendido!
    Salud!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Pop Culture y Jo-c. La verdad se agradece su paso por acá.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario